El enfoque tradicional del dolor en la cadera se ha limitado tradicionalmente a considerar únicamente la estructura osteocondral de la misma. Sin embargo, la cadera es una estructura mucho más compleja que no la simple suma de acetábulo y cabeza femoral (las partes que articulan de la pelvis y el fémur respectivamente).

El enfoque de la cadera dolorosa debe hacerse como si se tratase de una cebolla. Está formada por múltiples capas, cada una de las cuáles puede ser causa de dolor y de limitación funcional. Este enfoque de la cadera, propuesto por Hal Martin en el congreso internacional de artroscopia de cadera en Boston en 2012 permite profundizar en las causas de dolor de la cadera de forma mucho más detallada.

Así deben diferenciarse cuatro capas, cada una con sus distintas expresiones patológicas:

1. En la capa más profunda, la osteoarticular reconoceremos malformaciones como la displasia de cadera o el choque femoroacetabular, problemas vasculares óseos como la enfermedad de Perthes en los niños o la necrosis isquemica de la cabeza femoral, traumáticas como las fracturas de cadera (de enorme trascendencia social y económica en el anciano) o degenerativas como es la artrosis de cadera. Estas son, sin duda, las patologías más reconocibles por la población general, por su enorme trascendencia y frecuencia.

2. La segunda capa es la capsuloligamentosa, donde reconoceremos las lesiones del labrum, del ligamento redondo o la inestabilidad de la cadera. Esta capa, tan estudiada en la rodilla (¡todos hemos oído hablar de los ligamentos cruzados de los futbolistas!) es menos conocida en la cadera, pero igualmente importante.

3. La tercera capa la confiere la estructura musculotendinosa; esta capa, tan atendida por los fisioterapeutas es de suma importancia en una articulación con una potentísima estructura muscular como es la cadera. Así tenemos la patología de los tendones glúteos, del potente iliopsoas o de los tan conocidos isquiosurales.

4. La cuarta capa, mucho menos conocida, es la neurovascular. El dolor por irritación del nervio ciático ha sido tradicionalmente atribuido a patología de la columna de forma exclusiva, sin embargo las causas intrapélvicas y en la cadera son de suma importancia y no deben ignorarse.

Por último podríamos hablar de una quinta capa que es la derivada de la interrelación de la cadera con el resto del complejo aparato locomotor, así una cirugía de columna afectará a la normal función de la cadera, una dismetría de extremidades comprometerá el equilibrio de las mismas, etc.

Capas

Estructura

Patologías

Tratamiento Artroscópico

Osteoarticular

Huesos y Cartílago

 Artrosis

 Choque Femoroacetabular

 Displasia de cadera

Si

Capsuloligamentosa

Ligamento redondo

Cápsula articular

Rodete acetabular

Roturas del rodete acetabular

Inestabiliad articular

Roturas del ligamento redondo

Musculotendinosa

Músculos glúteos

Ileopsoas

Isquiosurales

 Tendinopatía glútea

 Coxa saltans

 Rotura musculotendinosa

isquiosurales

Neurovascular

Nervio ciático

Nervios y arterias glúteas

inferiores

      Nervio femorocutaneo    posterior

Atrapamiento del nervio ciático

Síndrome del piramidal

FacebookTwitterGoogle+Compartir